Por Miguel Durán
Mal partido el disputado por el equipo juvenil promoción de BM Montequinto ante Balonmano Base Sevilla en el Pabellón Ifni.
Los numerosos  fallos en defensa proporcionaron ventaja a los jugadores contrarios y un ataque poco productivo condenó al equipo a la derrota.
Con alternativas continuas en el marcador, se llegó al descanso con empate a 16.
La segunda parte fue un quiero y no puedo.
Se intentó cambiando el sistema de ataque y defensa, pero no era el día.
Se llegó a estar con una desventaja de cinco goles y, en un arranque de orgullo, el conjunto quinteño se puso a dos goles.
El desacierto de las últimas jugadas dejó un marcador final de 32-28.
Un borrón en la gran temporada que lleva el equipo, pero seguro que sirve para aprender y levantarse aún más fuertes.
Nunca dejan de luchar y lo van a demostrar.