Por Ismael Vega
El partido comenzó bien para las locales, que lograron ponerse por delante del CD San Agustín con un primer parcial de 6-1.
Una vez conseguida esta diferencia de cinco goles, las quinteñas se relajaron y empezaron las imprecisiones, para acabar remontando al final de esta primera parte.
Finalizó este periodo con una diferencia de seis goles para las nuestras: 15-9.
La segunda parte fue un calco de la primera, comenzando bien, fallando mucho en la parte central del periodo y remontando al final, sobre todo con una buena labor ofensiva de Claudia que coincidió con una mejoría tanto de la defensa como de las porteras, más entonadas durante esta segunda parte, que se saldó con un 31-16 final.
Las quinteñas deben rebajar el número de lanzamientos fallados, superior a 20, si quieren luchar por cotas mayores.
Aunque nuestro equipo sigue en lo alto de la clasificación por cuarta jornada consecutiva, sigue muy fallón en ataque.
Es hora de olvidarse de los fallos en los lanzamientos a portería y prepararse para el enfrentamiento contra el otro equipo cadete femenino del club la próxima semana.
Será, sin dudarlo, una fiesta del balonmano, un partido entre amigas que se jugará de poder a poder.
¡A disfrutar del balonmano!